PATH's Cervical Cancer Prevention Action Planner

Logística de la vacunación

Al igual que lo hacen para las inmunizaciones rutinarias en un programa del PAI, las y los gerentes deben asegurarse de que haya a mano un suministro adecuado de vacunas y materiales para vacunación, las instalaciones para almacenamiento sean adecuadas, esté disponible una cantidad suficiente de trabajadores de salud y se puedan transportar suministros y personal a los sitios de vacunación. Aunque agregar vacunaciones contra el VPH a un programa de país puede incrementar las cargas de trabajo, también brinda la oportunidad de evaluar y mejorar el sistema de distribución de vacunas en general, incluyendo la cadena de frío, el sistema de transporte y suministro y al personal de los centros de salud. Se debería usar tales evaluaciones para asegurar que los sistemas de salud sean fortalecidos y no se trastornen los servicios esenciales durante las sesiones de vacunación contra el VPH. Las directrices de la OMS para la introducción de vacunas (Vaccine Introduction Guidelines) y los manuales nacionales del PAI son buenas fuentes de información sobre estos temas.

Suministro, almacenamiento, transporte y gestión de la cadena de frío

La publicación Acciones esenciales en inmunización: Una guía práctica de campo, de USAID, tiene un capítulo sobre cómo calcular la cantidad de vacunas que se debe ordenar para satisfacer la demanda y evitar desperdicio. Los países con proyectos de PATH hallaron que los viales monodosis resultaron en un bajo desperdicio: menos del 1 por ciento. Dado que es importante evitar quedarse sin vacunas, las y los gerentes pueden empezar con un desperdicio contemplado del 5 por ciento y luego ajustar las solicitudes posteriores basándose en su experiencia. También deben asegurar un espacio apropiado para almacenar los viales. A fin de ayudar en ello, está disponible un calculador del volumen de vacunas de la OMS.

Debe haber un espacio adecuado para suministros auxiliares tales como jeringuillas, materiales para recolección de desechos y paquetes de hielo para termos portátiles que permitan transportar las vacunas a los sitios inmunización. A fin de evitar una recarga del espacio para almacenamiento de la cadena de frío en los centros de salud, el personal sanitario debería solicitar su suministro de vacunas poco antes de las fechas de la vacunación para que los viales se almacenen sólo por un breve periodo.

Una buena estrategia para conservar recursos es coordinar la distribución de la vacuna contra el VPH de modo que coincida con la distribución programada de otras vacunas desde el nivel nacional hasta el de distrito, como también desde los puestos de salud del distrito hasta los locales, siempre y cuando dicho espacio para almacenamiento esté disponible. Debe haber fondos disponibles para transportar suministros y al personal de salud hacia los sitios de inmunización, ya que esto puede requerir contratar motocicletas, bicicletas u otros vehículos y asegurar que esté disponible un personal adecuado.

Las vacunas contra el VPH deben almacenarse a entre +2 y +8 grados centígrados y son muy sensibles a temperaturas menores de +2 grados centígrados; cuando la vacuna contra el VPH se congela, pierde potencia y no debe ser utilizada. A fin de determinar si la vacuna se congeló, ver la guía de la OMS Immunization in Practice – Module 3: The Cold Chain. Este manual también muestra cómo almacenar la vacuna en refrigeradores para evitar su congelamiento.

La sesión de vacunación

Dado que los programas de vacunación contra el VPH pueden implementarse en escuelas en vez de centros de salud, algunos aspectos de la logística en y antes de los días de vacunación pueden diferir de los procedimientos normales. Por ejemplo, las y los gerentes podrían tener que contactar a docentes o administradores para obtener listas de niñas elegibles, las escuelas necesitarán proporcionar salones para vacunaciones y el calendario debe ser confirmado con la administración de la escuela. La publicación de Uganda Bridging Phase for the Delivery of Human Papillomavirus (HPV) Vaccine to Prevent Cervical Cancer: A Field Guide for Health Managers and Service Providers incluye detalles sobre los roles y responsabilidades del personal en los días de la inmunización, además de instrucciones sobre cómo administrar una inyección de vacuna contra el VPH y dar seguimiento a AATV. (Ver también el Manual de procedimientos para vacunadores, del Instituto de Investigación Nutricional (IIN), el Ministerio de Salud (MINSA) del Perú y PATH.)

La publicación Immunization in Practice – Module 6: Holding an Immunization Session de la OMS, un manual acerca de cómo administrar inmunizaciones de rutina, es también útil para vacunaciones contra el VPH pues contiene, por ejemplo, información de cómo preparar un termo portátil de vacunas y una habitación para inmunizaciones.

Están disponibles muestras de tarjetas y registros de vacunación provenientes de programas de vacunación contra el VPH en la India, Uganda y Vietnam. Este recurso también incluye una muestra de un registro integrado (es decir, uno con espacio para varios tipos de vacunaciones). Una herramienta para seguimiento usada en los cuatro proyectos de país de PATH, HPV Vaccination Monitoring Tool, contiene un lista amplia de requisitos para actividades de vacunación contra el VPH.

El algunos casos, la vacunación contra el VPH puede llegar a ser parte de un programa existente de proyección hacia escuelas o comunidades. Aunque ésta podría ser una forma eficiente de intervención, las responsabilidades del personal aumentarán, por lo que gerentes deben asegurar que la carga de trabajo siga siendo razonable. Como ya se mencionó, los programas existentes pueden carecer de recursos, de modo que podrían necesitarse fondos adicionales para costos de personal y transporte y éstos deberían incluirse dentro de los costos totales de la distribución de la vacuna contra el VPH. El momento de las tres dosis contra el VPH puede no coincidir exactamente con las visitas del programa existente a las escuelas, por lo que podría requerirse planificación adicional.

Las vacunaciones contra el VPH pueden tener impactos sobre las actividades rutinarias de los centros de salud, ya sea que el personal salga de éstos para vacunar en las escuelas o las niñas lleguen a vacunarse a las clínicas. Durante las sesiones de vacunación en los proyectos de PATH, el personal no siempre pudo asistir a sus otras actividades pero usualmente sí le fue posible continuar los servicios de emergencia. A fin de abordar estos retos, en los días inmunización los centros pueden movilizar personal adicional de las oficinas de distrito o provinciales o de organizaciones de la sociedad civil. Según el personal, el impacto fue menor pues las sesiones de vacunación contra el VPH típicamente se llevaron a cabo sólo tres veces durante el año.

Cuando las y los gerentes están planificando el calendario para las tres dosis de la vacuna, necesitarán verificar las recomendaciones actuales del fabricante, ya que los requisitos para el intervalo entre las dosis podrían cambiar en el futuro.

Seguridad de la inmunización

Una inyección segura es aquélla que no daña a quien la recibe, no expone al proveedor a ningún riesgo evitable ni conduce a un desecho que sea peligroso para la comunidad. Las prácticas de inyección inseguras pueden llevar a la transmisión de patógenos hemáticos, con su asociada carga de enfermedad. Información detallada sobre todos los aspectos de la seguridad de la inmunización se encuentra en los manuales de la OMS Best Practices for Injections and Related Procedures Toolkit e Immunization in Practice Module 4: Ensuring Safe Injections.

Las vacunas contra el VPH pueden administrarse con jeringuillas autoinutilizables, una práctica recomendada para inmunizaciones en general por la OMS, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y UNFPA.

Manejo de desechos

El desecho de objetos punzocortantes puede crear serios problemas para la salud y el medio ambiente, y dejar jeringuillas y agujas usadas al descubierto o en el suelo pone en riesgo a la comunidad. Un manejo seguro de desechos requiere que el equipo de inyección se deseche de inmediato después de un solo uso, por lo que todo el equipo de inyección usado debe colocarse en una caja de seguridad que esté al alcance de la mano de quien administra la vacuna, inmediatamente después de haberlo utilizado. La guía Acciones esenciales en inmunización: Una guía práctica de campo, de USAID, brinda información sobre la gestión de desechos.

Foto: PATH/Robin Biellik

Transporting HPV vaccine on motorcycle


Recursos adicionales

Versión para imprimir: Implementing HPV Vaccination Programs (RHO Cervical Cancer sitio web, inglés)

Watch videoVacunación contra el VPH video y transcripción

Shaping Strategies to Introduce HPV Vaccines: Formative Research Results from India, Peru, Uganda, and Vietnam (RHO Cervical Cancer sitio web, inglés y español)

HPV Vaccination Project Lessons Learned (RHO Cervical Cancer sitio web, inglés y español)

Vacunación contra el virus del papiloma humano en América Latina (PDF, español)

HPV delivery strategies that achieved high coverage in low- and middle-income countries (PDF, inglés)

Vaccination (RHO Cervical Cancer sitio web, inglés)

World Health Organization position paper on human papillomavirus vaccines (PDF, inglés)

returnImplementando programas de vacunación contra el VPH

 

Guía rápidaGuía rápida del Planificador de Acción

SobreSobre el Planificador de Acción

AyudaAyuda

 

ContáctenosContáctenos

Home